Function Disabled

Book Online

* Please Fill Required Fields *

Hambre de música

News / No Comment / 20 February, 2019

By Carlos Román.

La música electrónica es una fuente de creatividad constante. La capacidad de generar sonidos inmateriales ha abierto una puerta a un nuevo mundo musical. Ejemplo de esta plasticidad musical la podemos encontrar en el sello francés Hungry Music. Creado inicialmente por Worakls y N’to, y posteriormente incluidos Joaquim Pastor y Stereoclip, ha mostrado ser una agrupación con una amplia gama musical que va desde las mezclas techno a sonidos acústicos con diferentes instrumentos, como son violín, piano, guitarra y diferentes percusiones, entre otros.

Worakls, en nombre artístico de Kevin Rodrigues, es un músico que desde su infancia ya mostraba habilidades musicales con el piano, las cuales fueron potencializadas en sus estudios universitarios. Una preparación que eventualmente le acercó a la música electrónica con el conocimiento adecuado para los arreglos y las melodías de calidad. Género que con el tiempo aprendió a desarrollar, hasta generar el sello de Hungry Music con N’to.

N’to, por su parte, también mostraba ya de infante habilidades musicales, especialmente con la guitarra. Instrumento que le llevó a tocar música Rock hasta su encuentro con Underworld, grupo inglés de música electrónica, cuando decidió explorar la música Techno. Momento en el que N’to comenzó a explorar con diferentes sonidos minimal, hip-hop, trip-hop y acústica, dando como resultado su estilo suave y envolvente que hipnotiza a cualquiera que se detenga a saborear sus mezclas.

De esta manera, la unión de estos dos artistas franceses, muestra hoy en día una amplia producción musical que es presentada en giras por todo Europa central. Adicionado a las propuestas de Joaquim Pastor y Stereoclip, podemos decir que Hungry Music, es la opción musical experimental, para saciarse en melodías introspectivas y agradables. Una producción que, para los fanáticos de la electrónica, no debe dejarse pasar en este siglo de sonidos inmateriales.

 

Leave a reply